Menú Inicio

Tiempos de unión y #actitudpositiva


2013, un año lleno de incertidumbre para el sector asegurador español. Los antecedentes  con los que partimos dejan sobre la mesa aspectos muy a tener en cuenta y consideración, tanto desde la perspectiva general del sector como desde la de la mediación en particular.

Las expectativas sobre inminentes procesos legislativos en el ámbito de la regulación, los efectos de la crisis en la economía de familias y empresas con sus evidentes consecuencias sobre las capacidades de consumo y pago, la competencia entre canales, el nuevo escenario de mercado digital, el cambio en la conducta y preferencias de los consumidores, la globalización de tendencias en un  mercado único de seguros en el ámbito europeo…

Muchos, demasiados factores y circunstancias a tener en cuenta a la hora de realizar un mapa que ofrezca una ruta de tránsito en el año que está comenzando y que, da la impresión,  forma parte de un camino que conduce a la mediación hacia nuevos modelos en su “ser y estar”

Los corredores de seguros somos, por derecho propio, parte muy importante, podríamos decir estratégica,  de un sector de la economía que ha resistido y resiste de forma ejemplar el seísmo de la crisis económico-financiera que aún vivimos. Esa fortaleza del sector junto a circunstancias de carácter socio-transformadoras, como el desarrollo de la sociedad y de las tecnologías de la información, están convirtiéndole en foco de atención para otros actores en el terreno de la distribución, actores que competirán, ya compiten, en perjuicio de nuestra cuota de mercado.

Las cosas están cambiando y 2013 representará una estación más en el trayecto, un año que la mediación hemos de tomarnos muy en consecuencia con todo lo importante que está en juego; la mediación en general y nosotros los corredores en particular.

Deberíamos de considerar como irrenunciable la idea de que el corredor de seguros de hoy ha de tener como objetivo inmediato e inexcusablemente ser un buen profesional que ha de comportarse como un empresario diligente que basa su estrategia de fondo en la aportación real de valor al consumidor y a las entidades para las que distribuye.

Profesionalidad y empresa, son las palabras claves, las columnas que han de sostener y afianzar la posición de nuestro canal de corredores en un entorno de multicanalidad que no se puede discutir ni un segundo más y que es preciso aceptar, eso si, en un escenario legal de reglas y prácticas de mercado justas y equitativas de igual manera para todos.

Profesionalidad entendida como de la formación continuada en todos sus ámbitos, como el valor del conocimiento, del saber hacer.

Empresa; porque no es posible aportar valor al proceso en mediación si las corredurías no disponemos de estructuras eficientes, dotadas de verdaderos planes de negocio que aporten rentabilidad y beneficio suficiente para invertir de forma sostenida en modelos de operación bien dotados tecnológicamente y coherentes con las necesidades y preferencias de un consumidor que va cambiando y que frecuenta cada vez más los nuevos espacios de relación social en Facebook, Twitter, G+, Youtube …

Empresarialmente,  recursos y capacidad operacional van directamente relacionados con el dimensionamiento. En estos momentos no existe en el seno de la mediación un criterio claro y definido respecto a cual ha de ser el camino hacia la obtención de dimensiones operativas eficientes y capaces en la aportación de valor; concentraciones y absorciones jurídicas conviven con modelos de concentración operacional. Será preciso avanzar y explorar modelos, no obstante, sea cual sea la fórmula será preciso apostar por estructuras empresariales capaces, útiles y eficientes.

A estas alturas pudiera resultar perogrullesco llamar la atención sobre como el mercado que emerge entorno a Internet ha de ser tenido muy, pero que muy, en cuenta en relación con nuestros intereses y posicionamiento de canal. Internet no es un canal, el canal lo determina la naturaleza del distribuidor, Internet es un nuevo espacio de mercado en el que también se dará el fenómeno de la multicanalidad, y ahí hemos de estar los corredores, sin discusión, ocupando nuestro espacio.

Consolidar y defender nuestra posición en el sector requiere de posicionamientos  claros y solventes frente a asuntos tan importantes como las nuevas iniciativas legislativas, tanto en el ámbito de la UE como del estado, así como frente a cuestiones estratégicas de carácter sectorial en relación con entidades aseguradoras e instituciones. Es preciso que los corredores a través de las instituciones y organizaciones que nos vertebran, seamos capaces de definir un marco sólido de representación justo, equilibrado y coherente con lo que cada cual representa, ha aportado y está en disposición y capacidad de poder aportar en beneficio del colectivo. Nuestros éxitos en la negociación y representación colectiva dependen de nosotros, de nuestra capacidad de entendernos y de accionar en conjunto.

El camino no es fácil y posiblemente será preciso entonar el “You’ll Never Walk Alone” que en los momentos difíciles se escucha en el campo de fútbol de la ciudad de los Beatles. Los corredores de seguros no hemos de caminar solos, hemos de hacerlo unidos, unidos en la empresa y unidos en la profesión, unidos para que 2013 sea parte de un camino que nos lleve a la consolidación de nuestro futuro profesional.

De la colaboración en la revista ASEGURADORES compartida con Mónica Pons (Presidenta E2000 Asociación)

Categorías:E2K seguros

Tagged as:

Higinio Iglesias

Corredor de seguros y otras aficiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: